Principios y valores

En el club Ximnasia Coruña somos muy conscientes de que trabajamos diariamente con “los tesoros” de cada familia, los niños, y que en el tiempo que cada uno de ellos participa en cada una de nuestras actividades, las familias depositan en el club toda su confianza.

Es por ello que tanto la directiva del club como los técnicos tienen muy claros los objetivos de trabajo:

  • Un primer objetivo que busca el disfrute del gimnasta con la actividad.
  • Un segundo objetivo encaminado a mejorar la calidad de vida y la salud del gimnasta a través del ejercicio físico y,
  • Un tercer y último objetivo dirigido hacia la consecución de logros gimnásticos.

Los logros o mejoras de la técnica en gimnasia no serán posibles sin que se den previamente los dos primeros. En el club Ximnasia Coruña lo prioritario es nuestro GIMNASTA.

¿Cómo lo conseguimos? Grupos adecuados a edad y nivel, entrenadores formados, profesionales y con experiencia, ratios de alumnos reducidos en cada grupo de trabajo, atención individualizada, programación de entrenamientos y actividades adecuada a la edad y nivel del gimnasta…

Tal y como se indica anteriormente, uno de los objetivos es el aprendizaje, progresión y mejora de las habilidades gimnásticas en cada una de las modalidades, pero de forma prioritaria, en el club Ximnasia Coruña atenderemos a unos valores que nos guiarán en todo el proceso de aprendizaje, y sin los cuales, no podremos avanzar en la parte técnica:

 

VALOR Concepto Cómo está presente
La atención La capacidad de fijarse en una única cosa y olvidarse de las demás. Los 5 sentidos pendientes de una única tarea.Puede tratarse de atención a mi interior o atención en los demás. En el trabajo técnico el gimnasta debe estar centrado al 100% en la tarea requerida.En gimnasia rítmica de conjuntos o bien exhibiciones grupales, debemos atender no sólo a nuestro desempeño, sino también al de los compañeros/as.
La confianza Confianza en uno mismo: conocer lo mejor de uno mismo, reconocer los éxitos y superar las adversidades.Confianza en los demás: el entrenador y las compañeras. Los entrenadores diariamente refuerzan positivamente los logros, y se practica lo que más cuesta, superándolo poco a poco.En gimnasia artística las ayudas del entrenador son fundamentales a la hora de aprender elementos.En gimnasia rítmica la confianza entre los miembros de un conjunto es necesaria para el éxito del ejercicio.
El esfuerzo La combinación de motivación, entrenamiento, constancia y disciplina. En gimnasia el esfuerzo siempre está presente, hablamos del esfuerzo moral: la constancia, perseverancia, la disciplina para conseguir un logro y superarnos.
La amistad Relación de afecto, confianza y simpatía que se establece entre personas que no son de la familia. La tolerancia, el respeto hacia los demás y la confianza están presentes en cada entrenamiento, por lo que es muy habitual que surja la amistad entre muchos gimnastas.
La ilusión Algo imaginado, que no es real, pero que esperamos que se cumpla, algo que consideramos especialmente atractivo. La ilusión de aprender a ejecutar un nuevo elemento, de dominar el movimiento con el propio cuerpo, de compartir un ejercicio brillante con tu equipo.
La colaboración Para que una ilusión se cumpla, es necesaria la colaboración de todos, el trabajo en equipo. Aunar esfuerzos con una meta común. Colaboración con el entrenador, con las compañeras y compañeros y con la propia instalación.
La paciencia El control de los instintos y de la frustración, la capacidad de esperar, de posponer o postergar para lograr un objetivo. No quererlo “todo y ya”, aprender a esforzarse para conseguir metas de las que sentirse orgulloso y merecedor. El aprendizaje del movimiento es complejo y necesita su tiempo, al igual que un niño cuando empieza a dar sus primeros pasos, cualquier elemento gimnástico que se consiga aprender pasará por las mismas fases, a las que habrá que aprender a dar tiempo y repeticiones, muchas repeticiones.
La autonomía Adquirir decisiones propias, soluciones, asumir responsabilidades y sensación de libertad. Autonomía en la instalación: vestirse, peinarse, adecuar las necesidades propias al entrenamiento. Autonomía durante el entrenamiento: en gimnastas con años de experiencia: decisiones acerca de las posibilidades de rendimiento en cada entrenamiento.
La autoestima Percepción evaluativa de nosotros mismos. Concierne al propio ser, a la manera de ser y al sentido de la propia valía personal. Todas los pequeños o grandes retos de aprendizaje conseguidos, así como el trabajo en valores, contribuirán a formar una buena autoestima, tan importante en el desarrollo personal adecuado, la salud, las relaciones sociales y la productividad.
El optimismo La disposición, actitud que aguarda lo mejor, emprender nuevas tareas con entusiasmo, dinamismo, con confianza en las propias posibilidades, con motivación y perseverancia. Los entrenadores son conocedores de que todos los gimnastas pueden superarse. Transmitir ese valor a todos los gimnastas, también será un reto. A veces el éxito no llega, pero enfrentar una dificultad con optimismo, buscar soluciones y alternativas, conseguirá que el gimnasta sin duda se supere.